13 de diciembre de 2011

CHOCOLATERAPIA


Chocolate caliente y pan tostado con aceite y sal.


Parece casi imposible que algo tan sencillo pueda hacer disfrutar tanto.
 El contraste dulce y salado me encanta.
En casa de mi madre es polivalente. Sirve tanto para una merienda de celebración,  como para un desayuno de Navidad o Reyes.













Ingredientes


Cacao en polvo (50g por persona)
Leche (200 ml por persona)
Avellanas
Pan rústico
Aceite oliva virgen extra
Sal en escamas o de roca




Elaboración

Calentar la leche y añadir el chocolate sin dejar de remover a fuego lento hasta que espese. 
Tostar el pan. Regar con el aceite y espolvorear con sal. 
Picar las avellanas y adornar el chocolate.








¡¡No defrauda, de verdad de la buena!!






2 comentarios:

  1. Quitarlas, quitarlas...,no. Pero las olvidas por un buen rato!! jajaja

    ResponderEliminar