27 de noviembre de 2011

Tartaleta de hojaldre con espinacas y huevo





La preparación de la masa de hojaldre es una técnica complicada y trabajosa.
De origen francés, se caracteriza por estar constituida por varias capas, de ahí las famosas "milhojas". El resultado es una masa crujiente y ligera. Es utilizada en recetas de cocina y repostería.  Yo todavía no me he puesto a ello, así para elaborar estas tartaletas he comprado la masa fresca. Puedo imaginar que el resultado no será el mismo, pero doy fe que han quedado riquísimas. 




Ingredientes
3 tartaletas individuales

1 lamina de hojaldre fresca (salen 3 tartaletas)
Espinacas o acelgas (al gusto)
Nata
Queso rallado
3 huevos
Pimienta
Sal
1 huevo para pintar.






Elaboración
Salteamos las espinacas (frescas o congeladas) con aceite para que pierdan el agua. Dejar enfriar. Mezclar con la nata y el queso, procurando que la masa quede espesa.
Extender el hojaldre. Cortar dos discos del mismo tamaño (nos ayudamos con un aro). Colocar un disco sobre el papel de hornear. Rellenar con la masa de espinacas, procurando dejar el borde libre para poder sellar bien. Pintar con huevo batido los bordes del hojaldre y cubrir con el otro disco, presionado para sellar el borde. Hacer un corte en cruz en la masa y doblar las puntas. Dejar caer un huevo en el centro y volver a pintar con huevo. Hornear a 200º 10 minutos, bajar la temperatura a 180º y 10 minutos más o hasta que este dorado.

Lo podemos dejar preparado con antelación a falta de añadir el huevo. Tenemos que cubrirlo con flim o una bolsa de plástico para que el hojaldre no pierda la humedad. Guardar en el frigorífico.
¡¡Animaros a probar de hacerlas!! y me contáis.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada