9 de septiembre de 2014

Salsa de Tomate / Passata di Pomodoro en conserva

Después de tanto tiempo dedicada a otras cosas y prácticamente sin tiempo para al blog, aunque eso si, la intención estaba pero no había manera de llegar a cocinar, fotos y publicar.
Ahora al acabar el verano (¡es un decir porque vaya calor tenemos!) y de vuelta a la rutina, con ideas nuevas y algún que otro proyecto a la vista quiero estar aquí cocinando y compartiendo con todos vosotros.



Voy a empezar con algo fácil y un fondo de despensa, así que aprovechando la temporada del tomate que son los meses de julio y agosto,y podemos encontrarlos en cualquier mercado con gran sabor y calidad o en nuestra  huerta (como es mi caso) os propongo una salsa de tomate para guardar en conserva y tener en la despensa todo el invierno. La utilizamos para recetas de pasta, salsas o sopas o lo que se nos ocurra, ya veremos...


Tomates de diferentes variedad y pimientos verdes y rojos recién cogidos de la huerta
Ingredientes
Tomates maduros pero firmes.
Pimiento rojo y verde
Albahaca fresca
Aceite de oliva virgen extra
Sal



Elaboración
Pelar los tomates, cortar por la mitad y presionar para eliminar liquido y semillas. 
Cortar los pimientos, eliminar las semillas y trocear.
En una olla grande poner el aceite, cuando este caliente añadir los pimientos y pochar a fuego medio. Poner los tomates, cuando empiece a hervir bajar a fuego medio durante unos 30 o 40 minutos. Tiene que reducir. 
Sazonar y para rectificar la acidez de los tomates (si es el caso) añadimos una cucharada de café de azúcar.
Añadir la albahaca (hojas enteras) y cocer 20 minutos. Sacar la albahaca, retirar la olla del fuego y pasar por el pasapure o turmix.
 Poner a cocer hasta que tenga la consistencia deseada. En mi caso la reduje a la mitad aproximadamente. 


Conserva
Rellenar los tarros de cristal esterilizados dejando dos centímetros hasta el borde y tapar.
Poner al baño María con un paño de cocina en el fondo de la olla para que no choquen y puedan romperse. 
Tiempo de cocción 30 minutos desde el primer hervor.
Dejar enfriar hasta que se pueda sacar sin quemarse. 
Comprobar que se ha hecho vacío apretando la tapa y que no vuelva a subir.
Guardar en un lugar fresco y sin luz. Fecha de caducidad aproximadamente 12 meses.


También podemos congelar la salsa de tomate y ahorrarnos el trabajo del baño María. 
Dependiendo del congelador la fecha de caducidad estará entre 3 y 6 meses.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada